cuatrominutos.com

Cómo la percepción crea la realidad

¿Por qué algunos parecen tener tanta suerte mientras que otros no parecen tener ninguna oportunidad? La respuesta radica en la percepción.
Percepción

En este artículo te contamos cómo la percepción crea la realidad y cómo enfocar tu mirada para obtener lo que quieres.
Lo que obtienes de la vida se reduce a tu percepción.

lo que ves. Cómo te hace sentir. Y lo que puedes hacer que suceda con lo que se te da cada día.

El problema es que solo puedes alcanzar las oportunidades que ves. Y la mayoría de éstas, las dejarás pasar de largo. No se irán porque no seas capaz de tomarlas, o por que no seas merecedor de lograrlas.

No estás viendo la mayoría de las oportunidades, porque no las percibes.

No aparecen, simplemente, porque no las ves.

Dos personas pueden experimentar lo mismo, pero ambas percibirán la misma situación de manera diferente.

¿Cómo es posible?

Los seis sabios y el elefante

Érase una vez seis hombres ciegos que vivían en un pequeño pueblo. Un día, alguien trajo un elefante al pueblo. Ante tal situación, los seis hombres buscaron la forma de saber cómo era un elefante, ya que no podían verlo.

Así que decidieron percibirlo uno a uno…

— El elefante parece un gran abanico, dijo el primer hombre.

El segundo hombre, que andaba a tientas cerca de las patas del elefante, exclamó:

— ¡Un elefante es como un árbol!

—Os equivocáis los dos! — dijo el tercer ciego, quien, tras examinar la cola del elefante, exclamó:

— ¡Un elefante es como una cuerda!

Y así sucesivamente.

De alguna manera, todos creían estar en lo cierto, sin embargo, pese a que percibían una realidad, cada uno lo hacía desde una perspectiva diferente e incompleta.

¿Y cómo acaba el cuento? Aunque los seis hombres ciegos siguieron con la discusión…

Nunca llegaron a ponerse de acuerdo en la apariencia del elefante.

 

Con esta historia, aparece el siguiente reto:

En cada instante, percibes unos 11 millones de bits de datos. Los recibes a través de tus sentidos, y después, tu cerebro les da forma. El problema es que 11 millones de bits son demasiados datos para que tu mente consciente los comprenda. Así que, lo que hace tu mente instantáneamente después de percibir todos estos datos, es aplicar un conjunto de filtros a los 11 millones de bits de datos… Se comprimen y se convierten en solo 50 bits de datos por segundo. Reduciendo 11 millones de bits de datos a sólo 50 bits.

50 bits de lo que tu cerebro supone que es la información más útil.

50 bits basados en la realidad, que representan una pequeña y extraordinaria porción de la realidad.

Sin embargo, una realidad incompleta. Tu realidad.

¿Qué hay en esa porción de realidad?

¿Lucha, esfuerzo? ¿Felicidad, angustia? ¿Tranquilidad, desasosiego?

Esos datos determinan todo lo demás. Desde lo que piensas, cómo te sientes, hasta tu forma de actuar.

 

Enfoca tu lente

“Mira y piensa antes de abrir la persiana. El corazón y la mente son la verdadera lente de la cámara”.

Yousuf Karsh

Cuando te das cuenta de que eres ése filtro y que la versión de la realidad que experimentas combina todas las distorsiones de tu mente subconsciente…

Cuando te das cuenta de que esta es la razón por la cual los patrones en tu vida parecen repetirse sin parar sin importar las situaciones o las personas…

Y que todas las manchas o distorsiones tu percepción, son producto de tu condicionamiento, prejuicios y experiencia previa… Te vuelves muy libre.

Porque puedes ver que lo que experimentas no es la realidad exacta. Y que más allá de ti, más allá de los filtros de tu percepción, hay una realidad más amplia y maravillosa. Una realidad que es imposible para tu mente de comprender y conocer completamente en su totalidad…

Que te influye.

Y que puedes influir.

Cuando se trata de eso, tienes 50 bits por segundo.

Haz que cuenten.

Artículos relacionados
Productividad

El productivismo puede estar arruinando tu vida

El productivismo es una ideología que se basa en la idea de que el progreso y el bienestar de una sociedad se miden en términos de la producción y el consumo de bienes y servicios, pero, ¿Realmente nos es útil?